“Infiltrados en clase”


 
“Infiltrados en clase” no es la típica comedia americana de instituto a la que tan acostumbrados estamos y gracias a dios la factoría hollywoodiense nos ofrece de vez en cuándo títulos más llamativos y originales. En este caso en la historia “remake” de la serie “jóvenes policías”  protagonizada a finales de los ochenta por Johnny Depp, Schmidt (Jonah Hill) y Jenko (Channing tatum) regresan de nuevo a su vida estudiantil después de ingresar en el cuerpo de policía. El chico más popular del instituto y el pardillo que nunca puede faltar, coinciden de nuevo en la academia donde unen fuerzas para convertirse en mejores amigos, logrando estrepitosos resultados profesionales, lo que les lleva, como la pareja de policías con menos arrestos,  a ser destinados a una misión especial, en la que deberán aprovechar sus rasgos juveniles para regresar al lugar tan odiado por uno y tan amado por otro, para resolver el misterio de quién distribuye y fabrica las drogas que han acabado con la vida de uno de los estudiantes. La confusión de roles y la evolución de lo considerado “cool” de una a otra época, así como los no menos interesantes cameos, darán lugar a varios hilarantes gags en una de las películas más recientes en nuestra cartelera.
Lo mejor de la película es, y desde un punto tan subjetivo como desinteresado, Jonah Hill al que no hay -visto lo visto- comedia que se le resista.Si ya nos enamoró en “Supersalidos” -el que para mi es su papel estrella-en el resto de su filmografia nos ha conquistado definitivamente, y su papel de -más delgado-nerd, friki de la ciencia y policía no van a ser menos. Channing Tatum, en un papel bastante despegado de los títulos a los que nos tiene acostumbrados ,también sorprende adaptándose gratamente a la comedia, así como Brie Larson (“Los mundos de Tara”), cada vez más habitual en la gran pantalla. Y además tiene como aliciente que supone la presentación de Dave Franco (hermano de James) en un papel no del todo afortunado de repelente adolescente hijo de papá.
 
Si bien no debeís esperar una obra maestra de las comedías, género que presenta bastante sequía en lo que a buenos títulos se refiere últimamente, “21 Jump street” es una comedia original, entretenida, con muy buenos puntos, que se deja ver y merece la pena. Ya nos gana con el “Real Slim Shady” que abre los títulos de crédito. Para una tarde de Domingo cualquiera, muy recomendable.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s