“Moonrise Kingdom”


En una pequeña isla de la costa de Nueva Inglaterra en el año 1965, Sam y Suzy -dos controvertidos e inadaptados jóvenes de doce años- hacen un pacto y deciden escaparse juntos valiéndose de los conocimientos en acampada del pequeño protagonista. Perseguidos por el encargado de su campamento de Boy Scouts (Edward Norton), el sheriff local (Bruce Willis) y la familia de la niña (Bill Murray y Frances McDormand), organizan un conflicto de dimensiones inimaginables cuándo empiezan a descubrirse secretos enredos de los que precisamente los adultos, que les acusan de irresponsabilidad, son responsables. Durante la búsqueda se desata una enorme tormenta, la mayor conocida hasta la fecha, que pone en guardia a la pequeña comunidad.

Wes Anderson nunca decepciona. Su universo particular -de tonos ocres- es tan rico e imaginativo que cualquier película es digna de ver tan solo para tener la oportunidad de observar una fotografía tan cuidada,unos encuadres tan perfectos, unos personajes tan elaborados y un marco tan original, como quién se sienta  a observar un cuadro impresionista con ánimo de hacer suyos todos los colores. De la presente diré que con una estructura al más puro estilo “Tenembaum- y sin llegar al nivel de anteriores películas ,- porque “Academia Rushmore” y “Viaje a Darjeeling”  para mí son el sumum de la originalidad-  es una perfecta oda a la infancia y a la pureza, al primer amor, en contraposición con lo trillado, aburrido e impuro de la adultez y los valores discutibles, que sin pretensiones de grandeza, llega a tocarnos la fibra.

El increíble viaje que emprenden unos niños, bastante poco inocentes y si ciertamente resabidos, capaces de enfrentarse juntos a toda adversidad, en contraposición a lo amargado de la vida de sus padres y demás adultos que los rodean. Con lo que viene a ser un compendio de campamentos de Boy Scouts, gorros con cola de mapache, vestidos retro, promesas cumplidas y incumplidas, gafas y quizá un exceso de sombra de ojos, de nuevo Anderson sorprende con un canto a la inadaptación -tan frecuente en su obra- situado en un paraje maravilloso de tonos ocres, digno de ver,y tan “hipster” como necesario, con dosis de inteligente humor y drama -el mismo drama de la propia y triste existencia humana- perfectamente engarzados.

El excéntrico narrador omnisciente, se cuela en momentos decisivos para introducirnos en esa particular esfera, perfectamente retratada por una banda sonora de diez, que aunque tenga como protagonistas a dos niños modernos, se ve culminada por el necesario histrionismo de Bill Murray -pantalones tan feos no los había visto en mi vida, que harán las delicias de las hordas de hipsters pedantes que pueblen las salas- Bruce Willis, en uno de los papeles más acertados de su filmografía -Quién pensaba ver envejecer tanto al inmortal John McLane- y Jason Schwartzman, que más que intervenir en la película, hace un necesario cameo homenaje a todos sus anteriores papeles como chico boy Scout. Ya siempre será Max Fischer.

Wes Anderson y su ajedrez particular en que batallan la madurez, el cinismo y la responsabilidad -Tilda Swinton magistral- y los personajes con síndrome de Peter Pan -entre los que figura Edward Norton, Harvey Keitel- en situaciones incluso grotescas, surreales. Personajes perfectamente caricaturizados que representan todos los aspectos de las relaciones, las distintas concepciones de la vida, en los que no titubeamos a la hora de pensar en Wes Anderson como el pequeño protagonista de lo que no es sino otra de sus obras fantásticas, que parecen destinadas a un público infantil pero que van mucho, mucho más allá, plagadas como están de mensajes subliminales.

No apta si eres demasiado susceptible con los histrionismos, la exageración y la pedantería.De recomendado visionado si no dudas en echar la vista atrás a la eterna infancia en un fascinante viaje por historias de heroínas de cuento, jovenes aventureros y dramas pop de la mano de uno de los cineastas más obsesivos, perfeccionistas y talentosos de nuestra época..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s