“Begginers”


Cuándo Oliver conoce a Anna, escasos meses después del fallecimiento de su padre Hal, ha de enfrentarse a un gran reto. Los últimos años de su vida han sido convulsos desde que tras el fallecimiento de su madre y cumplida la edad de setenta años su padre decidiera manifestar su hasta entonces oculta homosexualidad y aprovechar los últimos años de su vida intensamente. La confusión de Oliver es evidente pero también es grande el ejemplo y el sentido del humor que le dejó su padre. Después de una gran depresión, ha de volver a vivir de nuevo.

La que muchos definieron como una de las mejores películas del pasado 2011, a mi no me dejó un regusto tan dulce como a muchos otros. Visualmente magnética y poderosamente atrayente, con un argumento desde luego innovador, “Begginers” peca demasiado de ñoña y repelente en ocasiones e incluso la moraleja no aporta nada nuevo, plagados como estamos de obras repletas de consejos, moralinas y buenas intenciones.”Nunca es tarde para la felicidad”, pero tampoco para innovar en nuestros conSejos.

Si bien tanto Christopher Plummer como Ewan McGregor están increibles en sus respectivos papeles y la química entre personajes es brutal, Mélanie Laurent es superior a mis fuerzas: el personaje de Anna es quizá uno de los personajes más irritantes de los últimos tiempos, y desde luego la aceptación de los personajes es vital para llegar a apreciar el producto final. Ñoña, empalagosa, la típica heroína de cuento frustrada, dulce y rubia tan prototípica en todas y cada una de las películas que nos llegan.

Nos gusta “Begginers” porque:

1. Es una película sincera e intimista, con personajes de distintas psicologías perfectamente retratados por un gran reparto.

2. Por el inteligente perro Arthur que muchas veces es el más locuaz a la hora de “hablar”.

3. Por el papel valiente, sincero y arriesgado de Christopher Plummer, que no ha perdido aptitud en los últimos años si obviamos su pequeña intervención en la sobrevalorada y pésima “Alejandro Magno”

4. Porque es un canto a la vida, a la honradez y al amor.

5. Porque nos gusta mucho la relación Hal-Andy (Goran Visnijc)

6. Porque la crudeza de la enfermedad de Hal, últimos momentos y los recuerdos de Oliver no son tan dolorosos como motivadores y alegres, los últimos coletazos de una vida que consiguió ser sincera.

7. Por el paralelismo que -podemos trazar- entre Hal y Edward Bloom.

8. Porque la fotografía y la banda sonora son excelentes.

No nos gusta “Begginers” porque:

1.Se ha convertido en el perfecto prototipo de película indie de personajes tenues y lánguidos con miedo a la vida que tienen que superarse en cada una de sus decisiones.

2.Porque “Anna” no nos gusta. NADA.

3.Porque el amor no siempre es tan complicado, ni las relaciones humanas tan distantes. Porque no todas las mujeres somos princesas de cuento que tenemos que ser salvadas por un príncipe encantador tras una batalla de superación personal.

4. Porque tratan de comparar la historia de amor Oliver-Anna a la de Joel y Clementine cuándo ni de lejos existe tal brillantez.

5.Porque Arthur debería haber tenido más protagonismo.

NOTA: 7.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s