“Mr. Robot o el triunfo del antihéroe”


elliot

Es unánime,y para bien o para mal “Mr. robot” ha sido una de las mejores series – y más polémicas-de este verano 2015. Algunos no lo esperábamos, esto es así, quizá porque intentábamos asimilar en la medida de lo posible, la transformación pretenciosa y monstruosa que experimentaba “True detective”, mientras USA network, emitía uno de los proyectos más interesantes de la época estival.Y eso que en principio, la presencia de Christian Slater, no era un punto a su favor.
“Mr. Robot” parte de una premisa muy interesante:Un hacker profesional, Elliot, antisocial hasta la médula, que utiliza sus habilidades informáticas para ayudar al prójimo. Un antihéroe atormentado, que utiliza la morfina para evadirse de una realidad dramática. Es imposible no empatizar con un personaje que narra, en cada momento, sus pensamientos y sentimientos y nos transporta a un mundo nuevo, decrépito y bastante oscuro. “Mr robot” es una serie de sensaciones.
De primeras, nos hace pensar en “Dexter”. Su doble vida,ese código moral de cosecha propia, los CD’S con la información de las víctimas que nos evocan irremediablemente a los restos que Morgan despedía desde la cubierta del “Slice of life”. Pero las referencias, van aún más allá, porque desde el primer capítulo, no podemos parar de pensar en el “El club de la lucha”, o “V. de Vendetta”. Para algunos falta de originalidad, para otros genialidad pura y dura. Es una combinación fascinante.
Pero lo realmente interesante viene después. Cuando Elliot es contactado por una organización antisistema (FSociety), liderada por “Mr. Robot (Christian Slater), que necesita de sus virtuosas dotes para llevar a cabo un laborioso plan: acabar con un sistema injusto, con una sociedad descompensada, eliminando las bases de datos de “E-Corp”, una megacorporación que encarna el mal en la tierra, que, como no, reside en el poder y el control. Y es aquí donde se nos plantea el auténtico dilema, enmarcado en la constante duda de Elliot: ¿ Dónde y como trazar una línea divisoria entre el bien y el mal? ¿Cómo es posible combatir lo injusto partiendo de una premisa que podría ser errónea e incluso viciada?.
A su favor, diré tres cosas:
-Lo mejor para mi, la elección de Rami Malek como intérprete principal. Elliot sin esa mirada perdida y confusa, no sería el mismo. Un acierto de casting fundamental.
-No se trata de una serie que se quede en lo meramente anecdótico. Es original,crítica y mordaz, y lanza dardos envenenados a traición, incluso hasta contra el mismo Steve Jobs. Tiene un gran guión y mejor ambientación, con capítulos que recrean una atmósfera oscura que encarna a la perfección el mundo de sombras por el que se mueve Elliot.
-Las dudas que siembra capítulo a capítulo y la tensión que crea que da pie a muchas y muy disparatadas teorías. Algunas de las cuales se ven sobrepasadas con creces.
En su contra, solo una:
– Empieza muy fuerte, pero pierde fuelle a cada capítulo y se desinfla al llegar a la finale. El peor capítulo, en mi opinión,es el último. Pero nada que no pueda arreglar una segunda temporada, cuya emisión se confirmó con la del piloto mismo. Desde luego, tienen bastantes cosas que resolver.
En líneas generales la impresión ha sido buena, el planteamiento muy original y la nota alta. Una serie que los más seriéfilos no os querréis perder. Aunque solo sea por criticar, que es gratis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s