Hasta siempre, Severus.


severus

 

 “Para una mente bien organizada,la muerte no es más que la siguiente gran aventura” 

El tiempo pasa inexorablemente para todos. Por eso, a veces nos confiamos y creemos que aquellos que más admiramos van a estar siempre con nosotros. Ya lo decía Mindy Kaling el otro día,  pensamos que el talento permitirá a aquellos que lo disfrutan escapar de la terrible muerte. Pero no es así, y de vez en cuando parece que todo tiene un poco menos de sentido.

Esta mañana, he vuelto a casa de hacer algún recado, y mi hermano me lo ha soltado de sopetón. Alan Rickman se ha muerto. ¿Se ha muerto? ¿Por qué? ¿Cómo es posible? Al asimilarlo -porque al final la racionalidad siempre llega-  se me ha encogido el estómago durante unos segundos, pero me he dado cuenta de que la que sentía ese hormigueo no era yo, era alguien del pasado que muy bajito, me susurraba que un amigo se marchaba, que alguien que había estado ahí desde quién sabe cuando no iba a volver. Yo estoy convencida de que hay partes de nosotros que nunca mueren y mi adolescente interior, hoy bastante perplejo, no quería dejar de despedirse. Aunque tampoco se lo creía mucho. Todo por esa creencia estúpida que a veces nos asalta a los amantes de la ficción, que pensamos que aquellos que están disponibles para nosotros en todo momento nos pertenecen para siempre, pero desgraciadamente no es así.

Alan Rickman nunca fue mi actor favorito. No tenía mi habitación llena de sus pósters, ni creo haberme repasado su filmografía, pero su presencia siempre ha sido  buen motivo para ver una película. A su sola existencia debo mi adolescencia misma. Un ser idólatra como yo, tan amante del romanticismo, con quince años ya luchaba contra viento y marea para no enamorarme del coronel Brandon cuando la misma película tenía como protagonista a Hugh Grant. ¡Pero como no hacerlo! El eterno amigo, paciente, bueno y altruista, cuyo amor imposible con Kate Winslet te resquebrajaba un poco el corazón. Era único. Nos hizo sentir, representando uno de los personajes más entrañables de Jane Austen. Nos hizo querer y a mi personalmente, evadirme e irme lejos, sentir, sufrir.

Pero entonces llegó Harry Potter y la magia nos inundó. La fantasía lo es todo en un mundo tan cruel como este en el que nos toca vivir, y Hogwarts fue para muchos un refugio, un asilo, ese lugar secreto en el que nada podía ir mal. Los años de peregrinaciones al cine,¡nada menos que ocho! quedarán por siempre grabados a fuego en mi memoria, y de forma especial, aquel  Severus Snape de nariz torva y mirada triste, al que mirábamos con ojos más jóvenes, más audacia y más juventud. El niño traumatizado que hasta su último aliento no dejó escapar a un amor por siempre imposible con el que todos nos identificábamos y al que buscábamos entre las letras de los siete volúmenes de los libros de Harry Potter:. Snape era el mejor. Y  curiosamente era como si siempre hubieramos imaginado de esa forma al personaje del libro. ¡J . K Rowling había escrito a Snape pensando en Rickman!  Con esa altura, su presencia imponente, su voz de ultratumba, no podía haber sido ninguna otra persona. Alan siempre había estado ahí mismo, precisamente en nuestra imaginación.

Y es duro decir adiós, porque también es asimilar que tenemos que dar carpetazo a una fase de nuestra propia vida, e incluso abrazar nuestra propia mortalidad. Pero es bueno saber que hay un lugar en el mundo en el que vivirá, eterno por siempre. La magia del cine es infinita.

Y algún día, viendo alguna película, alguna Navidad, con una reposición de “Love actually”  nosotros sonreiremos. Porque nos sabremos afortunados de haber formado parte de una generación de niños magos que creció con el mejor profesor contra las artes oscuras que nunca conoció Hogwarts. Y eso nos hará dichosos. Entonces estaremos menos tristes. Aunque SIEMPRE te recordaremos.

Gracias por enseñarnos a sentir.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s