Archivo del Autor: Beawords

Acerca de Beawords

Quiero un amigo con el que presentar un programa matutino, simular aventuras en el Dreamatorium y hacer maratones de Inspector Spacetime.

TOP3: “Rock stars”


Me dispongo a hacer la entrada más anormal que ha visto este blog hasta la fecha: un top 3 de aquellos actores que considero que tienen la capacidad interpretativa de una roca. Así pues, comenzamos:

3 – DANIEL RADCLIFFE

Quizá no le conozcais o no le hayáis visto nunca, pues tiene las habilidades de un camaleón y le resulta fácil camuflarse entre las piedras que forman las paredes de Hogwarts, pero este hombre ha estado 8 años creciendo con nosotros. Lástima que su capacidad como actor se le quedara olvidada en el andén nueve y tres cuartos en su primer viaje.

Es de las principales pegas que le veo a la película. Si ya el reparto en sí no es muy acertado, el protagonista podría aportar algo de intensidad en alguna película…
La única persona que salió intacta y con talento de la experiencia fue Emma Watson.

2 – JENNIFER MORRISON 

Capítulo que toca, capítulo que destruye. Esta terminator de las series ha estado ni más ni menos que en House M.D, protagonizando a uno de los personajes más odiosos de la serie, en parte por las caras de pánfila que llegan a poner a una de los nervios.

Pero ahí no se queda la cosa, How I Met Your Mother contempló como la serie caía junto a la peor e insoportable novia de Ted.

Y ahora… para llenar curriculum como si de un cruzigrama se tratase, protagoniza la serie Once Upon a Time junto a el niño más insoportable de la tele.

1 – KRISTEN STEWART

¿Está triste? ¿Feliz? ¿Enamorada? ¿Confusa? ¿Se hiere a sí misma? NUNCA LO SABREMOS.

El primer puesto va para la protagonista de la saga Crepúsculo y sus caras de indiferencia a cualquier situación de la peli y escena ante el vampiro gusiluz.

Sigue leyendo

Por qué Community se merienda a Big Bang


Cuando hablamos del máximo representante de “humor friki “enseguida se nos viene a la cabeza Sheldon Cooper, el apático e increíble friki de la televisión. No voy a negar su grandeza y lo mucho que me gusta pero sí estoy en contra de toda la masa de fans (y puedo asegurar que el 80% no se considera ‘friki’) que tiene detrás.

Si analizo la serie en general, exceptuando dos o tres momentos, pocas veces más me ha sacado una sonrisa, y yo creo que es el objetivo principal de una sitcom ¿no?
Entonces, ¿a qué viene el éxito? Pues a su supuesta “originalidad” de humor alternativo, friki, con referencias a todo lo relacionado con el mundillo. Los protagonistas son todos unos fans del cómic y de la ciencia ficción, y hasta ahí todo bien. Pero en realidad la serie no es más que una comedia romántica de tira y afloja entre Leonard y la vecina de enfrente, la solución a las desdichas amorosas de Howard, la soledad de Raj y el excentricismo exagerado de Sheldon.

La base de absolutamente todas las temporadas es éste último. A mí el recurso de utilizar a Sheldon para que la mediocridad del resto de personajes no salga a la luz me parece un timo. Y esta la diferencia principal y donde Community le da una patada en el trasero.

Community, una serie que se reinventa cada capítulo, cuenta con un elenco y unas personalidades tan bien trazadas que no deja a nadie indiferente. También nos encontramos con alguien excéntrico que destaca ante el resto, el fantástico Abed (quien considero uno de los mejores personajes de la historia de la televisión, sin exagerar ni una pizca). Pero eso no significa que los demás permanezcan a su sombra.
Tenemos a Jeff, siempre dispuesto a dar un discurso épico, a Britta, toda una lunática; a Troy, el compañero de locuras de Abed; a Annie, toda una jefa del paintball; a Shirley, madre y fanática religiosa; y al fantástico Pierce, homófobo y misógino de cuidado que se integra en el grupo como puede. Y por supuesto, tengo que hacer una mención especial a un personaje que debéis conocer: Dean Pealton. No tengo palabras para describir su grandeza, sólo que se come la pantalla con sus disfraces de diva.

Todo esto y más es Community. Basándose en un humor friki de verdad, cambiando el formato a su antojo para referencias y homenajes a series y películas y… además… ¿Qué hay más friki que un capítulo entero en 8-btis? Supera eso, Big Bang  Theory.

Recomiendo a todo aquel que piense que es humor inteligente y original que no se automedique y vaya más allá de las series que echan en Neox. Besis.